El universo diastópico de Josh Keyes

0

By/Por Juan Rodríguez Flores, Editor Ejecutivo LWR

Josh Keyes es un artista nació en Tacoma, Washington en 1969. Como tantos de nosotros, se preocupa por el medio ambiente y las consecuencias que las acciones de la humanidad están causando en él, lo que le ha llevado a crear una serie de pinturas donde denuncia y refleja este impacto dañino que el ser humano está causando a la tierra y el futuro resultante de estos hechos, un futuro donde dicho ser humano ha desaparecido y solo quedan restos de civilización por el que deambulan diferentes especies animales obligadas a evolucionar y adaptarse a un nuevo modo de vida, en medio de los restos simbólicos del legado en última instancia frustrado de la humanidad.

Float

Josh Keyes estudió en la Escuela de Arte del Instituto de Chicago y en la Escuela de Arte de la Universidad de Yale. Su padre enseñaba y practicaba la escultura y la cerámica, mientras que su madre enseñaba pintura. En este ambiente artístico y animado por ambos, se inicia en la pintura desde una edad temprana, interesándose desde joven por la pintura fotorrealista y la ciencia ficción. Sus pinturas, vacías de seres humanos, son sin embargo un alegato a la raza humana y a su impacto destructivo en nuestro ambiente.

En las obras de Keyes encontramos dos estilos de pintura que apuntan hacia un mismo fin. En uno de ellas tenemos el clásico fondo blanco sobre el que se presentan sus pinturas, mientras en el otro y más reciente, opta por llenar todo el campo pictórico. Según Keyes: “Las pinturas blancas son como especímenes, cuidadosamente dispuestas para la exhibición, la nueva obra se lee como dioramas que podrías ver en un museo de historia natural. Ambas exploran el tema desde un punto de vista diferente. Uno es diagramático y objetivo, y el otro es inmersivo. Estoy emocionado por ver dónde me lleva el nuevo trabajo, y para ver cómo va a informar el estilo anterior.”

Ever After

“Yo diría que gran parte de mi trabajo inicial está ‘cargado’ con contenido específico y un mensaje. A menudo esto era sobre un punto de vista ambiental o una declaración política. Con el tiempo he querido llevar el trabajo a un punto de expresión más personal, abarcando imágenes fantásticas y más oníricas o surrealistas. Todavía hay ecos del pasado, como un buzón o una boca de incendios. Para mí, cuando el trabajo es demasiado literal, a veces se cierra en una sola declaración, no puede realmente expandirse. No es que eso sea algo malo, ya que es uno de los elementos más poderosos del arte visual y la comunicación. Supongo que para mí, al cumplir 45 años y tener una hija, se me ha abierto un nuevo capítulo de la vida. Todavía soy el punker ultrajado, pero me estoy tomando un descanso de los disturbios y rebeliones para experimentar y conectar con una historia más antigua, un espacio más filosófico y metafísico.”

Frenzy

A pesar de la sátira y denuncia en las pinturas de Josh Keyes, su obra esta impregnada de un profundo amor por la naturaleza y una sincera admiración por nuestro planeta. Sus paisajes alterados revelan tanto la complejidad de la Tierra como sistema, como la complejidad de nuestra respuesta al mundo natural, conservando al mismo tiempo un sentido de especificidad e intimidad. Su obra nos sirve así mismo como reflexión y advertencia del legado que estamos dejando a nuestros descendientes. Ojalá seamos capaces de reaccionar a tiempo.Swamp Angel

Las pinturas de Josh Keyes se encuentra en diversas colecciones públicas y privadas por todo el mundo. Su más reciente exposición ha sido este pasado sábado 5 de agosto del 2017 en la Galería Thinkspace en Culver City, California con su exposición individual titulada “Implosión”, para la que ha creado una serie de pinturas “eco-surrealistas” que ofrecen parábolas precavidas del efecto desastroso de la humanidad sobre la naturaleza.Artist: Josh Keyes

En cuanto a su presencia en la red tenemos además de su web su página de Tumblr, Facebook, Instagram y Twitter.

 

Share.

Comments are closed.