Joaquín Cosío y la experiencia siempre fantástica de actuar

0

Por Ana Lilia Cortes, Editora de Asignaciones Especiales LWR

*“He trabajado en películas con gran sentido crítico que hablan de una realidad que siempre termina rebasando toda ficción porque es más poderosa y sorprendente”…

*“Le tengo un profundo respeto al trabajo de los actores teatrales y espero seguir haciendo teatro el resto de mi vida”…

*“La mejor manera de resolver el trabajo, la vida diaria y mi profesión es estando contento y mi hijo me da esa felicidad diaria que me permite resolver cualquier problema”…

LOS ÁNGELES, CA.- Joaquín Cosío es uno de los actores mexicanos más versátiles y de mayor proyección y presencia internacional a través de importantes producciones, desde “Savages” de Oliver Stone, “Quantum of Solace” de la saga de películas de James Bond, “El llanero solitario” de Gore Verbinski con Johnny Depp y “Bless Me, Ultima” de Carl Franklin o “A Night in Old Mexico” junto a Robert Duvall por mencionar algunas, por lo que indiscutiblemente es uno de los pocos actores del país azteca con presencia en filmes de Hollywood y simultáneamente, uno de los más solicitados para la interpretación de papeles cruciales para el cine mexicano contemporáneo.

Así hemos visto al actor nayarita de nacimiento y juarense por adopción convertido en el inolvidable “Cochiloco” en la película “El Infierno” de Luis Estrada, como político de oposición en “La dictadura perfecta” y “Mascarita” en “Matando Cabos”, pero paralelamente como escritor ha sido merecedor por ejemplo del Premio Nacional de Literatura por su obra teatral “Tomóchic”, además de ser un comprometido activista social que no duda en expresar su opinión para defender las causas que le parecen justas.

En entrevista con Latino Weekly Review tomamos como punto de partida “La delgada línea amarilla” que inauguró la Sexta Edición del Festival de Cine de Guadalajara en Los Ángeles para preguntarle sobre su trayectoria de más de cincuenta obras de teatro, más de cinco decenas de películas y programas de televisión, así como sobre su vida y carrera desde sus inicios sólo para volver a comprobar que la suya es una inspiradora historia de superación.

joaquin-cosiodescarga

Joaquín, ¿Cuál es el desafío de lograr contar una historia en un espacio tan lleno de retos como en el que se desarrolla “La línea amarilla?

“Es una gran experiencia porque se trata justo de una historia aparentemente muy sencilla pero con un alto grado de complejidad por lo que el trabajo actoral tuvo que ser muy sutil, muy delicado, y tuvimos que convivir con una naturaleza bastante extrema, hacía demasiado calor, había mucho sol cuando efectivamente estábamos pintando una delgada línea amarilla a lo largo de una carretera interminable.”

¿Qué te gustó de tu personaje de Gabriel en esa película?

“Que se alejaba un poco de los roles que me han visto interpretar, es muy vulnerable, frágil de hecho y por esa razón me atrajo muchísimo esa propuesta, quería hacer un papel que se alejara un poco de mi imagen ruda, voluminosa y robusta para mostrar su fragilidad interior, que es lo que en este momento me interesa interpretar, por eso lo disfruté y me conmovió tanto. Es una película que me tiene muy contento y satisfecho, ha sido muy solicitada en festivales de todo el mundo, ha ganado más de veinte premios, etcétera, y venir con ella a Los Ángeles me tiene muy contento.”

¿Qué importancia tienen los Festivales de Cine para los actores y realizadores de películas para mostrar las nuevas producciones de nuestros países?

“Los Festivales son algo que siempre se tiene que agradecer porque por ejemplo traer nuestra película al corazón de Estados Unidos y a esta gran zona de Los Ángeles es una gran oportunidad porque sabemos que nuestro cine tiene problemas financieros y de distribución, que la industria cinematográfica es cara, muy complicada y compleja por lo que la existencia de espacios donde proyecten las películas que producimos es muy importante, es algo indispensable que hay que continuar haciendo.”

¿Cómo ha sido tu experiencia de filmar en Canadá la serie “The Strain” con Guillermo del Toro con tu personaje de Ángel de Plata?

“Ha sido muy gratificante y estoy muy feliz. He trabajado de manera bastante óptima, estamos hablando de una gran producción, es una serie de televisión que se está haciendo como cine y sabemos que el cine y el trabajo de Guillermo del Toro siempre es ambicioso, así que poder entrar a los universos fantásticos que él siempre inventa y recrea es algo que me llena en conjunto.”

“El personaje es muy hermoso y aparece cada cierto tiempo en la serie porque Ángel de Plata se une a las cédulas de cazadores de vampiros y esun personaje muy bonito que entiendo como un gran regalo de Guillermo, la experiencia ha sido por demás gratificante, trabajar con estos elencos de actores tan conocidos y famosos y tan respectados particularmente me tiene muy contento.”

¿Cuándo eras niño tú igual que Guillermo veías las películas con Santo el Enmascarado de Plata o de James Bond? ¿Pensaste que alguna vez serías tú uno de los actores de ese tipo de películas?

“¡No, jamás lo pensé!, pero desde luego que veía las películas de “Santo” y qué bueno que las vi, de hecho en la segunda temporada de “The Strain”, donde se presenta el personaje de “Ángel de Plata” hay un pequeño corto en referencia a estas películas de “El Santo contra las mujeres vampiro” y esos filmes claro que los disfruté y por supuesto que jugué de niño con esos luchadores plásticos, lo mismo que las aventuras de James Bond el Agente 007, de tal manera que jamás hubiera pensado y de ninguna manera pensé que alguna vez podría estar en una producción de esta naturaleza en este tipo de películas que recuerda aquello a lo que yo jugué .”

¿Crees que tu formación como actor de teatro te ayudó a lograr convertirte en uno de los protagonistas del cine actual?

“Yo creo que a lo que el teatro ayuda es a darte cuenta qué tipo de actor eres, es una disciplina muy ardua, dura pero que te permite analizar cuáles son tus recursos, tus debilidades o carencias. El teatro te define para saber en qué tienes que trabajar más y sobre qué puedes respaldar tu carrera, porque ser actor teatral ha sido fundamental para mi vida escénica y para lograr soportar otros lenguajes como la televisión o el cine mismo. Le tengo un profundo respeto al trabajo de los actores teatrales y espero seguir haciendo teatro el resto de mi vida.”

joaquin-cosio-660

¿Cómo recuerdas tu papel de “General Medrano” uno de los grandes villanos que has interpretado nada menos que en la película “Quantum of Solace” de James Bond?

“Actuar es en sí mismo un gran juego y de pronto trabajar en una de las sagas más completas del cine mundial como lo es James Bond fue inesperado y por demás divertido. Lo fundamental y gran regalo para los actores es divertirse con la experiencia siempre fantástica de actuar. De pronto me vi interpretando a un villano con el mismísimo Daniel Craig que tenía un vigor muy particular. Trabajé bastante la corporalidad para reflejar la manera de ser de los militares. Haber compartido con un elenco de prestigio internacional con actores con los que nunca pensé trabajar ha sido una de las grandes experiencias de mi vida. El personaje es un típico villano malévolo al que finalmente le dan su merecido.”

En contraste, ¿Qué significa para ti provocar la conciencia social a través de películas como “La dictadura perfecta” en la que interpretaste a un político de oposición?

“Son también grandes fortunas y coincidencias, hacer cine en México como en muchos otros países, sobre todo de Latinoamérica no es sencillo, y para un actor no siempre es fácil que te toquen de alguna forma guiones con propuestas críticas interesantes. Yo he tenido la suerte de que Luis Estrada, este gran director mexicano y crítico de la cultura política de nuestro país me haya llamado para dos de sus películas y poder hacer un trabajo actoral y al mismo coincidir con lo que la película está planteando con la tesis de la película es doblemente satisfactorio para mí.”

“El trabajar con Luis Estrada ha sido un gran regalo también y ese personaje extraño y minucioso como el que interpreté, que finalmente sucumbe ante el poder que tiene que confrontar también ha sido un rol que recuerdo muchísimo, y que también me tiene muy contento, porque trabajar en este tipo de cine además de divertirme como actor me permite colaborar un poco en la reflexión sobre lo que pasa en nuestros países.”

¿Qué tan impactante es para ti eso porque además eres un gran activista social?, ¿Tú crees que en películas como “El infierno” y “La ley de Herodes” se refleja que en México la realidad supera la fantasía?

“Yo creo que son reflexiones muy legítimas y arduas de parte de los directores mexicanos. Efectivamente he trabajado en películas con un gran sentido crítico, además de los filmes que mencionas también estuve en “La dictadura perfecta”, en “Backyard”, una película que hizo Carlos Carrera sobre la muerte de mujeres en Ciudad Juárez, además de “La vida precoz y breve de Sabina Rivas” de Luis Mandoki.”

“Esas son películas que hablan de una realidad que efectivamente siempre termina rebasando toda ficción porque es más poderosa y sorprendente, pero he disfrutado de todos esos personajes y esas experiencias aunque finalmente a uno le corresponde sólo interpretar el rol que te dan porque todo el discurso es competencia del director, a lo que yo me he avocado es a resolver de la mejor manera posible el personaje que me ofrece el diálogo.”

Por tu actuación en “El Infierno” recibiste tu primer premio Ariel y tu primera Diosa de Plata como Mejor Actor, ¿Qué significa para ti ser profeta en tu tierra?

“Es algo que nunca esperé, como hablamos al principio de nuestra conversación yo básicamente tenía una carrera teatral, mi expectativa hacia mi futuro desde que empecé a actuar era ser actor de teatro pero el cine apareció de manera bastante casual y de hecho fue hasta cuando ya tenía cerca de 40 años, sin embargo la manera en la que hemos coincidido el cine me ha abierto las puertas de manera tan generosa que ha dado un giro sorprendente a mi vida.”

“Efectivamente le ha dado premios, reconocimiento y aparte he tenido la fortuna de trabajar en películas que le han gustado mucho a la gente, sigo trabajando en ello, creo que la carrera del actor no termina, es igual que los personajes, los actores siempre estamos queriendo acercarnos a ellos y nunca un personaje está listo, nunca termina de resolverse pero por fortuna he hecho algunos que creo que la gente recuerda y creo que un actor no puede pedir nada más.”

Que interesante que tu lado oculto sea el ser poeta, ¿Es la escritura una forma de desahogar todo lo que es difícil de solucionar en una ciudad como Juárez?

“Pues si, efectivamente la poesía es una actividad que practico desde joven, empecé a escribir y a hacer teatro casi al mismo tiempo, estuve en talleres literarios durante mi formación como escritor, aunque finalmente mi carrera profesional es ser actor pero ya he publicado varios libros. Es algo que tiene que ver con el mundo público en el que trabajas para las multitudes y lo difícil es que te vean. En este caso la escritura es todo lo contrario, una actividad buenísima muy personal, muy hacia adentro y donde efectivamente se tiene que proyectar ese mundo emocional que tienes.”

“Bala por mí el cordero que me olvida”, el último libro que hice si tiene mucho que ver como mencionas con Ciudad Juárez porque es un lugar que quise, que quiero mucho y que tuve que dejar para ir a trabajar como actor a la gran capital. Ese pequeño librito habla sobre Juárez y la nostalgia de quienes tuvimos que marcharnos de donde crecimos y vivimos algunas de las experiencias más importantes de nuestras vidas. Aparte hay que decir que es una ciudad que ha sufrido muchísimo, por lo que escribí sobre la manera en que me han impresionado la ciudad y las pequeñas o grandes catástrofes que la han marcado.”

¿Cuál fue tu experiencia de actuar dirigido por Oliver Stone en “Savages” y transformarte en un maleante para “El llanero solitario” como principal enemigo del personaje interpretado por Johnny Depp?

“¿Qué te puedo decir? El que me llamara de pronto Oliver Stone para decirme que quería que estuviera en su película han sido una de esas cosas que la vida me ha regalado; llegar al set, conocer a un Benicio del Toro que me saludó muy fraternalmente fue motivador porque él ya había visto algo de mi trabajo y me saludó como con mucho entusiasmo.”

“Y es que fue inesperado para un actor como yo que llegué de la ciudad de México, conoce al gran maestro que es Oliver Stone, todo un personaje muy singular tan lleno de energía y luego trabajar con Benicio del Toro que para mi gusto, además de ser uno de los mejores actores que tenemos, es una gran persona, un hombre muy cálido y generoso.”

“Luego trabajar en una de estas producciones tan magnas, tan impresionantes como la de “The Lone Ranger” o “El llanero solitario” de Gore Verbinski, y llegar ni más ni menos a uno de esos sets impresionantes en el pequeño pueblito que construyeron en Nuevo México que es donde se desarrolla parte de la historia, después viajar a Arizona a esos impactantes cañones naturales que hacen que filmar ahí haya sido toda una aventura que todos los actores queremos vivir. En mi caso son dos de los proyectos entrañables que he podido disfrutar.”

“Al mismo tiempo cuando trabajas con alguien como Johnny Depp te das cuenta de que son actores como tú, que son profesionales del trabajo, y que Hollywood en realidad está afuera del set con un grupo de personas interesadas en cumplir sus responsabilidades lo mejor posible y al igual que tú están concentrados en llegar a su marca, decir su texto de forma convincente y hacer la escena de la mejor manera posible, es decir que el fin es más o menos igual aquí, en China o en Ciudad Juárez.”

Tienes una historia de superación muy inspiradora, ¿Cómo recuerdas tus primeros trabajos antes de ser actor limpiando vidrios, lavando carros y vendiendo periódicos?

“En México yo diría que la mayoría debemos tener infancias difíciles no?, es un país que tiene problemas, con una economía complicada con gobiernos corruptos, un sistema político complejo y si, digamos que tuve una infancia como muchos con problemas económicos y había que trabajar desde joven, sin embargo no olvidemos que no estoy marcado por esa época, además mi infancia me nutrió para poder tener una vida como la que he construido y que tanto disfruto ahora.”

¿Cómo fue que te mudaste de Nayarit?

“Nací en Tepic, Nayarit en la Costa del Pacífico y emigramos muy jóvenes a la frontera, que es una historia que se repite mucho en nuestro país al enfrentar ciertas crisis familiares y económicas pues hay que irse para intentar buscar mejores horizontes y una mejor calidad de vida para la familia. Emigramos primero a la frontera de Mexicali, Baja California muy cerca de Tijuana para después irnos a radicar definitivamente hasta Ciudad Juárez.”

¿Es cierto que te iniciaste como actor cuando estudiabas preparatoria por requisito escolar, pero para estar cerca de las chicas que te gustaban?

-Carcajadas-, “¿Quién te dijo todo eso?, ¡Cómo has investigado tan profundamente mi vida!, ¡Eso es real!… Tú sabes que uno de adolescente se motiva por ciertas cosas. En esa época de pronto abrieron un taller de teatro y vi que estaban llegando muchos compañeros y compañeras, que había bullicio, me acerqué, entré y formé parte de ese primer taller de teatro, fue donde dije mis primeras líneas como actor. En realidad había un gran sentido de fiesta, desde entonces entendí rápidamente que en nuestro mundo de actores se privilegia la diversión porque si eres actor y te diviertes, el público se divertirá con tu trabajo, entonces ciertamente me interesó mucho ver las niñas actuar.”

¿Qué ha provocado en ti que actuar y escribir sean tus más grandes pasiones?

“Dándole un sentido a al rumbo que llevo y que agradezco mucho, además hay una competencia muy fuerte en este momento de mi vida para saber qué es lo que me mueve más. No puedo más que sentirme un hombre muy privilegiado al poder dedicarme a lo que me gusta, disfrutarlo sobre manera y estar haciendo una carrera entregado a la actuación y muy particularmente a la literatura.”

Finalmente Joaquín, ¿Cómo cimbra tu vida el convertirte en padre para enriquecer tus interpretaciones como actor?

“Mi hijo indudablemente es la tercera pasión de mi existencia, cada uno de sus cuatro años y desde el día que nació han provocado un gran reajuste en mi vida emocional y práctica porque no es sencillo, antes yo resolvía solo mis responsabilidades como actor pero a partir de que recibí un regalo tan feliz como es mi hijo, he tenido la necesidad de adecuar, de hecho todavía estoy acomodando mi vida con la de mi mujer que también se dedica a la producción teatral porque tenemos que adaptarnos para resolver una vida familiar, sobre todo en cuestiones de tiempo y de esfuerzo.”

“Y es que el trabajo del actor desde mi percepción tiene que ser de pensamiento y búsqueda mental, para eso se requiere tiempo y ciertas condiciones que de pronto hay que posponer porque un hijo es demandante, te necesita y tú necesitas a tu hijo por lo que es algo que todavía estoy adecuando y aprendiendo, pero que sin duda su llegada me ha hecho muy feliz, creo que la mejor manera de resolver el trabajo, la vida diaria y mi profesión es estando contento y mi hijo me da esa felicidad diaria que me permite resolver cualquier problema.”

Share.

Comments are closed.