“Hitchcock/Truffaut”, un libro que muestra el amor por el cine en una conversación intima e historica

0

By/Por Servicios Informativos AP – LWR

Nueva York. “Hitchcock/Truffaut”, uno de los libros más esenciales del séptimo arte y una conversación íntima histórica entre dos de los más grandes cineastas (uno un veterano de Hollywood, el otro un astro emergente de la nueva ola francesa), empezó con una carta.

Francois Truffaut_

“Muchos directores aman el cine, pero lo tuyo es un amor por el celuloide mismo y eso es de lo que me gustaría hablar contigo”, Francois Truffaut le escribió a Alfred Hitchcock.

Lo que vino después fue una semana de entrevistas en una oficina sin ventanas en Hollywood que culminó en 27 horas de grabaciones en las que Truffaut discutió el arte de Hitchcock, película por película. El nuevo documental “Hitchcock/Truffaut”, del crítico, cineasta y presidente del Festival de Cine de Nueva York Kent Jones, es sobre esa extraordinaria conversación y sus amplias repercusiones en el cine.

“Fue el nacimiento de una idea de cine y de una cultura cinematográfica como un mundo en sí”, dijo Jones, cuya cinta se estrenó el miércoles en salas selectas del país.

El libro también incluía fotografías realmente geniales. Fotomontajes de escenas cuadro por cuadro, como uno de la famosa escena del apuñalamiento en la ducha en “Psycho” (“Psicosis”), fue lo que cautivó inicialmente a Jones como un joven cinéfilo de 12 años. Y no fue el único.

Hitch-Francois

El libro, publicado en 1966, cuatro años después de las entrevistas, es ampliamente considerado una especie de biblia por cinéfilos y cineastas por igual. En el filme David Fincher, quien actualmente realiza una nueva versión de “Strangers on a Train” (“Pacto siniestro”, o “Extraños en un tren”) de Hitchcock, recuerda cómo lo emocionaron esas imágenes de niño. Martin Scorsese dice que la celebración de Hitchcock en el libro fue “como si te hubieran quitado un peso de los hombros”.

“Decisivamente cambió la opinión que tenía la gente de Hitchcock”, dice Peter Bogdanovich en la película. “Hitchcock comenzó a ser tomado mucho más en serio”.

Hitchcock-Truffaut

Aunque Hitchcock es hoy uno de los directores más venerados de la historia (su “Vértigo”, que al principio fue recibido fríamente por la crítica, encabeza la encuesta de mejores películas de todos los tiempos de Sight & Sound), el libro de Truffaut fue el primer gran reconocimiento a su genio.

Como un intercambio cultural de posguerra entre Hollywood y Francia (el lugar natal del cine), llevó a un nuevo aprecio por los estudios de cine y los cineastas. Encabezados por el Cahiers du Cinema (para el cual Truffaut escribió antes de ser cineasta), los críticos franceses vieron a los directores — a los buenos, por lo menos — como los autores de los filmes, aun cuando trabajaban bajo las restricciones del sistema de estudios de los años 40 y 50.

 

Para Jones, “Hitchcock/Truffaut” mostró básicamente el surgimiento del cine como una esfera cultural aparte que no podía compararse con la literatura ni con nada.

En la conversación de los dos titanes __ cada cual con una experiencia completamente diferente, hablando a través de un traductor pero unidos por una obsesión en común __ yacen muchos de los elementos que hacen de las películas películas: cómo un grupo de tomas editadas juntas crean una escena; cómo se usa el espacio; cómo los objetos adquieren un significado enorme y onírico; qué pueden hacer Cary Grant e Ingrid Bergman juntos.

“Es la sensualidad y la textura y el peligro y el gozo y la modernidad, todo al mismo tiempo”, dijo Jones. “Eso es el cine”.

La pasión de Jones por el libro, y la discusión que éste que generó, son evidentes. La película, del mismo modo, da continuidad a esa conversación con cineastas como Richard Linklater y Wes Anderson desenredando el arte de Hitchcock.

Es fácil ver el libro (Truffaut lo llamaba una “libropelícula” o su “Hitchbook”) como un puente entre dos eras del cine: el periodo clásico de Hitchcock, con sus cuidadosas composiciones y sus actuaciones clásicas; y el venidero estilo de cine y de actuaciones más personales y de películas conscientemente más artísticas.

“Hitchcock/Truffaut” conecta esas eras, no tanto estableciendo distancia entre ellas sino resaltando sus puntos en común. Y el libro fue también un evento importante en las vidas de sus dos participantes.

Truffaut, quien inicialmente planeaba dedicarse solo unos meses a él, pasó casi cuatro años escribiéndolo, poniendo en pausa una fogosa carrera que comenzó con “Los 400 golpes”, “Disparen sobre el pianista” y “Jules y Jim”. Hitchcock, quien después de eso hizo un puñado más de películas, mantuvo una amistad con Truffaut. Ambos se escribieron con frecuencia, intercambiando a menudo ideas sobre varios proyectos.

A Hitchcock lo conmovió el interés de Truffaut desde un principio. “Tu carta me hizo llorar”, respondió a la invitación de Truffaut, “y estoy muy agradecido de recibir tal homenaje de ti”.

Share.

Leave A Reply